CORONAVIRUS COVID-19. EL DEMONIO DESATADO PARA DESTRUIR LA VIDA, HAY QUE ENFRENTARLO CON LAS ARMAS ESPIRITUALES QUE PROPORCIONA EL UNICO PADRE ETERNO EL CREADOR DEL UNIVERSO, LA GLORIA DE LAS NACIONES QUE LE OBEDECEN

ESTAMOS EN ALERTA VIGILANDO EL ACONTECER, EN COMUNION CON EL PADRE ETERNO YHWH: YO SOY EL QUE SOY. PARA QUE NOS PROTEJA DEL PRINCIPADO DE LAS TINIEBLAS.

Un saludo desde lo íntimo del corazón, para una victoriosa e inteligente Audiencia que han seguido nuestra bandera de victoria.

Expresar nuestro aprecio y afecto fraternal a todos ustedes es  nuestro deseo.

Aquí en Venezuela estamos sirviéndole al Rey de Reyes Yeshua HaMashiaj (Jesucristo el Ungido) todo es para bien, bajo el control del Omnipotente y Todopoderoso Hashem Elohim, la gloria de de las  naciones, y la gloria de ustedes y mía.

Situación Actual: HAY Un demonio perteneciente al principado de las tinieblas de Satanás el diablo, (lo llaman Coronavirus: COVID-19) se le ha dado autorización para entrar a esta tierra y manifestarse y comenzar con tormentos sobre las familias de la tierra, y causar la muerte; debido a que las familias estan indefensas  por su rebeldia, no han querido oír la Verdad de las enseñanzas de Jesucristo Yeshua HaMashiaj, no han pensado siquiera arrepentirse de las prácticas de la santería, idolatría, hechicería, espiritismo y la brujería. El Consumo de droga, crímenes, abusos sobre los niños, corrupción, robo descarado.

Nuestras armas son espirituales y vamos a clamar en las mismas puertas del Reino del  Omnipotente, por los meritos del Redentor Jesucristo el Hijo del Padre Eterno Hashem Elohim. Esta es la oración que estamos haciendo y recomendando desde nuestro Santuario: Jesucristo Nuestro Rey y Salvador, en Venezuela para que ese demonio no toque tu hogar ni toque tu cuerpo, no toque a tu familia.

Vas a declarar con tu boca en voz audible: EL ESPIRITU DE LA SANGRE DERRAMADA POR EL CORDERO SANTO INMOLADO (SACRIFICADO) YESHUA HAMASHIAJ EL HIJO DEL PADRE ETERNO HASHEM LA GLORIA DE ISRAEL, ESTA ROCIADA SOBRE LOS MARCOS DE LAS PUERTAS DE MI VIVIENDA, LOS DINTELES DE SUS VENTANAS, TECHO Y EL PISO. Y DECLARO QUE MI CUERPO ES PROTEGIDO POR ESA SANGRE ROCIADA SOBRE MI, DESDE MI CABEZA HASTA LA PLANTA DE MIS PIES. Y EN LA AUTORIDAD DE YESHUA HAMASHIAJ GLORIOSO REDENTOR, LE ORDENO A ESOS DEMONIOS QUE SE PONGAN DE RODILLA, Y EN ESTE MOMENTO DECLARO POR EL ORDEN Y LA AUTORIDAD DE YESHUA HAMASHIAJ PARA QUE SEAN ATADOS POR SERAFINES Y ANGELES DEL REINO DE MI PADRE HASHEM ELOHIM BENDITO DE LAS NACIONES, LA GLORIA DE MI VIDA, Y SON ECHADOS FUERA DE MI REGION, FUERA DE MI PRESENCIA, DE MI PAIS Y DE SUS NIÑOS, FUERA DE MI FAMILIA, MIS COMPAÑEROS DE TRABAJO, DE MIS VECINOS DE LAS ESCUELAS Y DE LAS FABRICAS, FUERA DE TODOS LOS TRABAJADORES, DE LOS HOSPITALES Y DE LAS CLINICAS, DE LA AGRICULTURA Y DE LA GANADERIA, Y DE EL EDIFICIO Y RESIDENCIA DONDE VIVIMOS. AMEN, AMEN. 1. Pedro 1:1,3.

Digan ahora: Acepto la Redención que me ha ofrecido Yeshua Hamashiaj, por medio de la ofrenda de su cuerpo y de su sangre derramada en esa cruz. La recibo y la declaro en el Amor de Yeshua Hamashiaj, mi Redentor, mi Libertador y mi vida propia, vivo en él y él vive en mí. Mi deseo ahora, es hacer su voluntad, apartarme del pecado para siempre, y recibo mi santificación por mi obediencia a sus enseñanzas que son el consejo para mi vida, en el Hijo del Padre Eterno YO SOY EL QUE SOY. POR siempre AMEN.

Permanezcan repitiendo y meditando esta oración en familia con vuestra confianza enfocada en quien nos ama El Todopoderoso Hashem por medio de Su Hijo Yeshua HaMashiaj, nuestro Redentor.

No estamos solos ni abandonados por EL. El honra a los que le honran.

Venezuela 15-03-2020. Amados consiervos les expresamos nuestro Amor que hemos recibido de nuestro Redentor HaMashiaj. Su servidor: Pastor Rubén Velasquez Ben Zacarías. Venezuela pide a ustedes sus oraciones, y estamos rogando el perdón del Padre Eterno, ESTAMOS CLAMANDO POR QUE EN Venezuela se levante el espíritu de Arrepentimiento por los pecados en cada familia, en los méritos de Su Hijo Nuestro Redentor HaMashiaj.